Historia, idioma y cultura de Split 2

Historia, idioma y cultura de Split

Habitada desde hace al menos 1.700 años, los primeros habitantes de Split fueron miembros de tribus neolíticas, aunque el desarrollo arquitectónico comenzó con los griegos que establecieron una colonia en el sitio de la ciudad. Pero no fue hasta que el emperador romano Diocleciano dio brillo a la zona que la ciudad comenzó a tomar forma realmente.

Diocleciano, que gobernó entre los años 284 y 305 d.C., decidió que era el lugar perfecto para retirarse y construyó un gran palacio, que estaba habitado por hasta 10.000 personas. Más tarde, en el siglo VII, cuando el Palacio de Diocleciano comenzó a estar superpoblado, Split comenzó a crecer a su alrededor.

cultura en Split
@HOLA!

Aunque fue fundada por un emperador y rodeada por los otomanos, la ciudad permaneció como una entidad independiente con poca influencia exterior hasta el siglo XV. Entre el siglo XV y finales del XVIII, Dalmacia (y Split) cayeron bajo el control de los venecianos. Bajo sus auspicios, la ciudad se convirtió en un importante puerto y un centro de rutas comerciales que conducían a las tierras controladas por los otomanos.

 

Tras la caída de los venecianos en 1797, Split cayó brevemente bajo el dominio napoleónico antes de ser entregada al Imperio Austro-Húngaro, permaneció bajo los Habsburgo hasta que la Primera Guerra Mundial provocó la disolución de Austria-Hungría y un cambio de gobernante para Split.

Dalmacia, junto con Split, pasó a formar parte del Reino de los serbios, croatas y eslovenos, que en 1929 cambió su nombre por el de Reino de Yugoslavia. Split se convirtió en un centro administrativo y cultural clave bajo el nuevo régimen, situación que continuó después de la Segunda Guerra Mundial. Esta vez, sin embargo, los nuevos gobernantes fueron los comunistas y aunque la ciudad disfrutó de un auge económico gracias a la construcción naval, la elección personal y la libertad de expresión llegaron a ser prácticamente inexistentes.

cultura en Split
@Tourinews

En 1991, tras la guerra de Yugoslavia, Croacia declaró su independencia y Split pasó a formar parte de la República independiente de Croacia. En los años siguientes, los magníficos edificios históricos de Split han ayudado a la ciudad a recuperarse y la han convertido en un próspero destino turístico.Ahora es el tercer puerto de cruceros más grande del Mediterráneo y su futuro está asegurado.

¿Sabías que…? – El Palacio de Diocleciano tardó más de 10 años en construirse con gran parte del trabajo realizado por los esclavos.- La catedral de San Domnius es la catedral católica más antigua del mundo que sigue en uso en su estructura original.- Las esfinges de granito del Palacio de Diocleciano eran originarias de Egipto. Solían pertenecer al faraón Tutmosis III.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *